Tratamiento de las infecciones en Pediatría
Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico
 

Atención: Texto no actualizado. Las recomendaciones que incluye pueden no ser las más apropiadas en el momento actual. Recomendamos precaución a la hora de aplicarlas en los pacientes

Los probióticos en las infecciones


Fecha de actualización: 13/02/2011
(V.2.0/2011)

Cita sugerida: Arana Cañedo-Argüelles C. Los probióticos en las infecciones (v.2/2011). Guía-ABE. Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico [en línea] [actualizado el 13/feb/2011; consultado el dd/mm/aaaa]. Disponible en http://www.guia-abe.es

Introducción / puntos clave

Probióticos son aquellos microorganismos vivos que, ingeridos en cantidad adecuada, tienen un efecto beneficioso sobre la salud del individuo. Para ser considerado probiótico un microorganismo debe reunir unos requisitos:

  • Tener origen humano y no ser patógeno.
  • Ser viable en los vehículos o formulaciones de administración y resistentes a los procedimientos tecnológicos de fabricación; estable en medio ácido y bilis.
  • Ser capaz de adherirse al epitelio intestinal y colonizar el tubo digestivo.
  • Ser productor de sustancias antimicrobianas, actuar como modulador de algunas respuestas inmunitarias, y/o tener capacidad de influir en algunos procesos metabólicos. Actúan en el tracto gastrointestinal y también en otras áreas distantes como la mucosa urogenital y respiratoria, a través de diversos mecanismos todavía no bien conocidos1.

Sus efectos son cepa-específicos y dosis-dependientes. Los estudios sobre la relación dosis-efecto son todavía escasos y las dosis utilizadas, tanto terapéuticas como preventivas, son muy variables. Además, el número de microorganismos que alcanzan o colonizan el intestino depende de diversos factores2. La dosis mínima necesaria para conseguir un efecto terapéutico se estima en 106-109unidades formadoras de colonias (UFC). Su farmacocinética no es bien conocida. Los probióticos son considerados en general productos seguros, pero hay que mantener ciertas cautelas respecto a algunos riesgos potenciales3. Los probióticos abren un campo prometedor en la prevención y el tratamiento de diferentes enfermedades, pero todavía se precisan estudios, básicos y clínicos, para resolver interrogantes sobre sus aplicaciones clínicas, posibles nuevas cepas aún desconocidas, farmacocinética, seguridad, etc.


Cambios más importantes respecto a la versión anterior: Se reafirma el efecto beneficioso de los probióticos en el tratamiento de la diarrea infecciosa, estadísticamente significativo aunque moderado desde un punto de vista clínico: reducen en un día la duración de la diarrea, es cepa y dosis-dependiente, mayor en la diarrea secretora, y si se utilizan en fases iniciales del proceso en países desarrollados. No se han hallado diferencias relevantes en los efectos beneficiosos según la cepa, cantidad y forma de administración.
En el caso de la prevención de la diarrea asociada a antibióticos algunos datos confirman el efecto beneficioso de S. boulardii yLactobacillus GG, pero se necesitan más estudios para poder establecer con precisión sus indicaciones.
Hay datos alentadores pero aún insuficientes en relación el papel de los probióticos en la prevención de la diarrea infecciosa, de la enterocolitis necrotizante del prematuro, de la infección por Helycobacter y en la prevención y tratamiento de las infecciones extraintestinales (respiratorias, ORL, genitourinarias).

Microorganismos utilizados como probióticos
Lactobacillus spp. Bifidobacterium spp. Otros
L. acidophilus
L. brevis

L. casei

L. delbrueckii bulgaricus
L. fermentum
L. plantarum
L. reuteri
L. rhamnosus 
GG4
B. bifidum
B. breve

B. infantis

B. lactis
B. longum
B. adolescentis
Enterococcus faecium
Escherichia coli 
Nissle
Saccharomyces boulardii

Streptococcus thermophilus
 

Aplicaciones prácticas: recomendaciones
Aplicación Cepas Comentarios Recomendación5
Tratamiento de la diarrea (GEA) infecciosa6 Lactobacillus spp., Saccharomyces boulardii Entre los LactobacillusL. GG, L.reuteriLacidophilus en orden decreciente de eficacia Puede recomendarse su utilización para la diarrea secretora, mejor en fases tempranas de la enfermedad, en lactantes y niños pequeños sanos de países desarrollados, con dosis superiores a 1010 UFC/día, durante 5 días
Prevención de la diarrea asociada a antibióticos L. GG, Saccharomycesboulardii Beneficio moderado7 Los datos no son concluyentes respecto a la dosis e indicaciones precisas
Tratamiento de la diarrea persistente L. GG, Blactis, Streptococcus thermophilus, Saccharomycesboulardii Pruebas limitadas sobre su eficacia No hay pruebas suficientes para hacer recomendaciones para el uso de estos productos en estas situaciones
Infección porHelicobacter pylori LacidophilusL. GG, Saccharomycesboulardii
B
.bifidum
Pruebas limitadas sobre su eficacia como coadyuvante al tratamiento erradicador y para reducir los efectos adversos del mismo
Prevención de la diarrea nosocomial   Resultados contradictorios
Prevención de la enterocolitis necrotizante del prematuro BinfantisB.bifidus
L.acidophilus,
Streptococcusthermophilus
Resultados alentadores pero no concluyentes
Prevención dela GEA y de la infección respiratoria   Efecto modesto, estadísticamente significativo, pero de importancia clínica cuestionable
Prevención de la infección génitourinaria   Efecto modesto Los resultados no son concluyentes
Ver también “Diarrea del viajero; prevención y tratamiento”


Productos con probióticos

Los probióticos pueden formar parte de la composición de muchos alimentos -los llamados alimentos funcionales- o comercializarse como especialidades farmacéuticas y como complementos alimenticios. La reglamentación que los regula es diferente según el tipo de presentación comercial.


Hay grandes variaciones en la biodisponibilidad, actividad biológica, dosis y composición de las diferentes preparaciones con probióticos. La mayoría son estables durante periodos limitados, almacenados en frío y en seco; las formas líquidas tienen una menor estabilidad que el polvo seco (en comprimidos, sobres o cápsulas).

 

Especialidades farmacéuticas con probióticos8
Nombre comercial Cepas Contenido/unidad Presentación y precio9 Observaciones
Casenfilus® L. acidophilus 240x106 bacterias/sobre 10 sobres: 13,99 € Conservar a 2-8 ºC Administrar en líquidos fríos Contiene lactosa
Infloran® L. acidophilus, B. bifidum 109 bacterias/cáps (de cada cepa) 20 cáps: 6,84 € Administrar en líquidos fríos o templados (< 38 ºC) Contiene lactosa
Lacteol® L. acidophilus 1010 bacterias/cáps o sobre 10 cáps 7,95€ 10 sobres: 9,44€ Polvo liofilizado; bacterias muertas Contiene lactosa
Lacteol del Dr. Boucard® L. acidophilus 6x105 bacterias/comp 45 comp: 4,50 € Bacterias muertas Contiene lactosa
Lactofilus® L. acidophilus 120x106 bacterias/g 20 g polvo: 7,90 € Contiene lactosa
Ultralevura® Saccaromyces boulardii Sin datos sobre su concentración 20 cáps: 5,90 € 50 cáps: 7,70 € Administrar en líquidos fríos o templados (< 30 ºC)

Complementos alimenticios con probióticos10
Nombre comercial Cepas Contenido/unidad Presentación y precio9 Observaciones
Activecomplex flora® L. acidophilusB. lactis   103-104x106 bacterias vivas/cápsula 60 cáps: 16,35 € Contiene leche en polvo
Bacilac infantil® L. rhamosusB. infantis, lactisbifidumlongum   16 sobres: 22,95 €  
Casenbiotic® Lactobacillus reuteri 108 UFC/comp 10 comp masticables: 14,50 € Conservar a < 25 ºC
Enterum® Esporas vivas de 
Bacillus
coagulans
2x109/comp o frasco 10 frascos: 9,95 € 20 comp masticables: 12,07 € Con prebióticos Contiene lactosa
Gum periobalance® L. reuteri prodentis   30 tabletas: 18,45 €  
Lactoflora® L. acidophillus, plantarum y paracasei
B. lactis
  5 viales: 10,50 € Asociado a un multivitamínico y prebióticos
Lactospore® Esporas de L. sporogens 3x108/comp 60 comp: 14,38 €  
Reuteri® L. reuteri 20x10UFC/gota 5 ml: 17,15 € Conservar a 2-8 ºC Administrar con líquidos, sabor neutro
Rotagermine® LacidophilusL. bulgaricusBbifidus,
Streptococcusthermophilus
3,5x109  UFC/frasco 10 frascos: 12.04 € Contiene prebióticos, vitaminas y lactosa
Simbiótico NM® L. bulgaricus,
Streptococcus
thermophilus
  20 comp: 18,36 € Con leche seca baja en lactosa
Symbioran® L. rhamosus y helveticum 3x109/sobre 12 sobres: 11,95 € Con prebióticos y vitaminas
Vitanatur simbiotics® B. infantislactis y longum, Enterococcus faecium,
Lactococcus lactisL. caseiplantarum, rhamnosus y slivarius
B. animalis
  14 sobres: 12,75 € Con vitaminas y fibra Contiene leche y soja
VSL#3® LcaseiLacidophilus
L
.plantarum,
Ldelbrueckiibulgaricus
B
longumB.brevis, Binfantis,
Streptococcus thermophilus
450x109  UFC/sobre 10 sobres: 23,25 € Conservar a 2-8 ºC Contiene lactosa y soja

Soluciones de rehidratación oral con probióticos11
Nombre comercial Cepas Contenido/unidad Presentación y precio9 Observaciones
Bioralsuero baby® L. reuteri 100x106 UFC/sobre 4 sobres: 9,99 € Conservar a < 25 ºC Una vez abierto mantener en frigorífico
Bioralsuero®, Bioralsuero naranja® L. reuteri 100x106 UFC/pajita bricks de 200 ml con pajita: 9,99 € Conservar a < 25 ºC Una vez abierto, mantener en frigorífico con la pajita
Bioralsuero travel® L. reuteri 100x106 UFC/sobre 8 sobres: 7,05 € Una vez preparada, mantener en frigorífico con la pajita

Fórmulas lácteas con probióticos12
Nombre comercial y cepas
Nidina®1 Premium: B. lactis
Blemil® Plus forte: B. infantisL. casei rhamosus
Nidina® 2 Premium Excel: Blongum
Nativa® 2, Nidina® 2 Premium, Nidina® 2 Confort, Nidina® 3 Premium: BlongumLrhamosus GG 
Nutriben® Simbiotic: BlongumStreptococcus thermophilus
Hero Baby Lactum® 2, Hero Baby® 2 Probiótica: B. longumBbifidum


Referencias bibliográficas
  1. Allen SJ, Martinez EG, Gregorio GV, et al. Probiotics for treating acute infectious diarrhoea. Cochrane Database Syst Rev 2010 Nov 10;11:CD003048. [acceso a texto completo]
  2. Bernaola Aponte G, Bada Mancilla CA, Carreazo Pariasca NY, et al.  Probiotics for treating persistent diarrhoea in children. Cochrane Database Syst Rev 2010 Nov 10;11:CD007401. [ acceso a  texto completo]
  3. Boyle RJ, Robins-Browne RM, Tang MLK. Probiotics use in clinical practice: what are the risks?  Am J Clin Nutr. 2006;83:1256-64.  [acceso a texto completo]
  4. ESPGHAN Committee on Nutrition. Probiotic bacteria in dietetic products for infants: A Commentary by the ESPGHAN Committee on Nutrition.  J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2004;38:365-74.  [acceso a texto completo]
  5. ESPGHAN /ESPID: Evidence-based guidelines for the management of acute gastroenteritis in children in Europe.  J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2008;46:S81-S122. [acceso a texto completo]
  6. Johnston BC, Supina AL, Ospina M, et al.  Probióticos para la prevención de la diarrea asociada con antibióticos en niños. (Revisión Cochrane traducida) en: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: www.update-software.com (Traducida de: The Cochrane Library, 2008 Issue 1.  Chichester, UK: JohnWiley&Sons, Ltd.)
  7. NASPGHAN Nutrition Report Committee. Clinical efficacy of probiotics: review of the evidence with focus on children.  J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2006;43:550-7.  [acceso a texto completo]
  8. Szajewska H, Setty M, Mrukowicz J, et al. S. Probiotics in gastrointestinal diseases in children: hard and nor so-hard evidence of efficacy.  J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2006;42:454-75. [acceso a texto completo]
  9. Thomas DW, Greer FR, Committee on Nutrition, Section on Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition. Probiotics and prebiotics in pediatrics. Pediatrics.  2010;126(6):1217-31. [acceso a texto completo]
  10. Wolvers D, Antoine JM, Myllyluoma E, et al.  Guidance for substantiating the evidence for beneficial effects of probiotics: prevention and management of infections by probiotics. J Nutr. 2010;140(3):698S-712S.  

Abreviaturas: AbreviaturasCáps: cápsula. Comp: comprimido. ESPGHAN: European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition.FAO/OMS: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. GEA: gastroenteritis aguda. SRO: solución de rehidratación oral. UFC: unidad formadora de colonias.

Notas aclaratorias
________________________

1 Acidificación del contenido intestinal; modificación de la microflora; secreción de sustancias antimicrobianas; competición con los patógenos por sus lugares de adhesión al epitelio y por sus nutrientes; aumento de la expresión de mucinas ileocolónicas; modulación de la respuesta inmunitaria; y acción reguladora de la proliferación celular.

2 Factores como la formulación del probiótico, la coadministración con algunos alimentos o determinadas características del individuo (edad, estado de salud o enfermedad, pH gástrico, motilidad intestinal, microflora previa, etc.).

3 Riesgos e incertidumbres.
Sepsis:
descrita en estados de inmunosupresión, algunas enfermedades crónicas, prematuros, neonatos o portadores de catéteres venosos centrales.
Metabólico: por la producción de D-lactato o por la influencia en el metabolismo de los lípidos y la homeostasis de la glucosa a través de la modificación de la microflora intestinal.
Inmunomodulador: la microflora es necesaria para múltiples funciones inmunitarias (producción de anticuerpos, desarrollo y persistencia de la tolerancia oral a los antígenos alimentarios, desarrollo del sistema linfoide intestinal, etc.). Modificar la flora puede provocar efectos inmunomoduladores significativos todavía no bien conocidos, sobre todo en el neonato y lactante pequeño.
Transmisión de resistencias bacterianas: muchos Lactobacilllus son resistentes a vancomicina; existe así un teórico riesgo de transferencia de esta resistencia a microorganismos patógenos. Sin embargo, no se ha demostrado que los genes responsables de esta resistencia sean transferibles. Está descrita la transferencia por plásmidos en Enterococcus faecium. 

4 Lactobacillus rhamnosus antes se consideraba una subespecie de L. casei, y actualmente constituye una especie específica. L. rhamnosus GG es una cepa de L. rhamnosus descrita por S. Gorbach y B. Goldin.

5 Son necesarias más investigaciones para formular recomendaciones basadas en pruebas.

6 El uso de algunas cepas de probióticos cuenta con cierta evidencia para el tratamiento de la diarrea secretora (en especial la causada por rotavirus) sobre todo en lactantes y niños pequeños. El beneficio es estadísticamente significativo pero moderado desde un punto de vista clínico: se reduce la duración de la diarrea en 17-30 horas; efecto cepa-específico (Lactobacillus GG o S. boulardii son las cepas más efectivas); efecto dosis-dependiente (mayor para dosis superiores a 1010 UFC); útil para la diarrea de origen viral pero no para la enteroinvasiva; más eficaz si se administra en fases precoces en el curso de la enfermedad; y beneficio más evidente en países desarrollados (ver "Gastroenteritis aguda" en http://www.guia-abe.es/).

7 Una revisión Cochrane concluye que los datos disponibles son alentadores, pero es prematuro recomendar el uso rutinario de probióticos para la prevención de la diarrea asociada a antibióticos. No hay evidencia para prevenir la recurrencia de la infección por C. difficile o para tratar la diarrea por este germen.

8 Existen comercializadas desde hace mucho tiempo varias especialidades farmacéuticas que contienen probióticos. Proporcionan dosis no bien definidas, en general insuficientes con respecto a las recomendaciones, y en algunos casos se trata de microorganismos muertos. Su utilidad terapéutica es dudosa. No están financiados por el Sistema Nacional de Salud.

9 Las especialidades farmacéuticas y las SRO con probióticos contienen, en general, cantidades de probiótico inferiores a las consideradas como terapéuticas. La ESPGHAN admite un posible beneficio de las SRO con L. GG en la GEA, aunque no establece una recomendación por carecer de evidencias suficientes.

10 Productos catalogados como complementos alimenticios. Proporcionan dosis que se pueden ajustar a las recomendaciones de una o varias cepas. No financiados por el Sistema Nacional de Salud.

11 Proporcionan cantidades de probióticos inferiores a las consideradas como terapeúticas. La ESPGHAN admite un posible beneficio de las SRO con L. GG en la GEA, aunque no establece una recomendación por carecer de evidencia suficiente (ver "Soluciones de rehidratación oral" en http://www.guia-abe.es/).

12 La Comisión Europea y la ESPGHAN aprueban la inclusión de probióticos en las fórmulas de continuación pero no en las de inicio, y advierten que su uso en menores de 6 meses debe realizarse en condiciones muy específicas. En el mercado de alimentación, los productos que contienen probióticos son innumerables. La comisión de la FAO/OMS recomienda incorporar en su etiquetado el nombre (género, especie y cepa), el número mínimo de viables de la cepa al final de la vida útil del producto, consumo recomendado, los efectos beneficiosos, los riesgos de un consumo excesivo o por poblaciones específicas, así como las condiciones de almacenamiento (datos que raramente suelen estar disponibles), y advertir de que su uso en menores de 6 meses de edad debe realizarse en condiciones muy específicas.


 
Inicio | ¿Qué es la Guía ABE? | Comité editorial | Autores | Contacto | RSS

Coordinación: Ángel Hernández Merino | Última actualización: 17-sep-2015

Logo Guía-ABE Logo Creative Commons Logo AEPap Logo Exlibris