Tratamiento de las infecciones en Pediatría
Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico
 

Atención: Texto no actualizado. Las recomendaciones que incluye pueden no ser las más apropiadas en el momento actual. Recomendamos precaución a la hora de aplicarlas en los pacientes

Guía para la toma de muestras destinadas a realizar estudios microbiológicos. Úlceras y heridas superficiales


Fecha de actualización: 29/08/2009
(V.1.0/2009)

Cita sugerida: Pérez Pomata T, Aracil García B, Cogollos Agruña R, Durán Valle T, Gil Romero Y, Gómez Garcés JL, Pérez Rivilla A. Guía para la toma de muestras destinadas a realizar estudios microbiológicos (v.1/2009). Guía_ABE. Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico [en línea] [actualizado el 29/08/2009; consultado el dd/mm/aaaa]. Disponible en http://www.guia-abe.es/

Úlceras y heridas superficiales
  • Propósito: investigación de bacterias, hongos y micobacterias
  • Material necesario: jeringa y aguja estériles; torunda estéril con medio Amies; suero fisiológico o agua destilada estéril*; contenedor estéril
Procedimiento Transporte Conservación Observaciones
  • Tras eliminación del material necrótico y los tejidos desvitalizados y el lavado "a chorro" con suero salino estéril*, aspírese pus de zonas profundas mediante jeringa y aguja. Cuando este procedimiento no proporcione material suficiente, se puede inyectar suero salino estéril* y volver a aspirar. Si los anteriores métodos resultasen improductivos, con una torunda se debe muestrear un área de aproximadamente 1 cm2 del tejido celular subcutáneo de los bordes de la herida o de la base de la lesión
  • Cuando las heridas sean muy secas, se recomienda impregnar la torunda con suero salino estéril antes de realizar la toma
  • En la jeringa con la que se ha llevado a cabo la extracción (véase apartado observaciones), en la torunda con la que se ha tomado la muestra o en un contenedor estéril
  • Para cultivo de bacterias y hongos: a temperatura ambiente
  • Para cultivo de micobacterias: a 4º C (nevera)
  • Cuando la cantidad de muestra sea inferior a 2 ml, la muestra será remitida en la jeringa con la que se ha realizado la extracción; la aguja será eliminada en un contenedor de seguridad apropiado y la jeringa se obturará con un tapón hermético. Si el volumen de muestra es mayor, se puede transferir ésta a un contenedor estéril con tapa a rosca
  • Las torundas no son adecuadas para investigación de micobacterias ni de hongos filamentosos * Las muestras para investigación de micobacterias se recogerán con agua destilada estéril

Ver aspectos generales y otras muestras en http://www.guia-abe.es/


 
Notas: la Guía-ABE se actualiza periódicamente. Los autores y editores recomiendan aplicar estas recomendaciones con sentido crítico en función de la experiencia del médico, de los condicionantes de cada paciente y del entorno asistencial concreto; así mismo se aconseja consultar también otras fuentes para minimizar la probabilidad de errores. Texto dirigido exclusivamente a profesionales.
[i] Más información en: http://www.guia-abe.es/
[*] Comentarios y sugerencias en:
laguiaabe@gmail.com
Creative Commons Con la colaboración de: Grupo Independiente de Pediatras Informatizados Exlibris Ediciones
[©] Guía-ABE, 2010. ISBN: 978-84-95028-90-7.

 
Inicio | ¿Qué es la Guía ABE? | Comité editorial | Autores | Contacto | RSS

Coordinación: Ángel Hernández Merino | Última actualización: 17-sep-2015

Logo Guía-ABE Logo Creative Commons Logo AEPap Logo Exlibris